PINK REVOLUTION

En Uganda las niñas no van en bici al colegio, porque son niñas. La creencia popular de que pueden perder el himen, y por lo tanto la prueba de su virginidad, las empuja a tener que caminar largas horas a la escuela, pudiendo reducir cinco veces ese tiempo si fueran en bici.

Queremos lanzar una campaña grupal, transformadora e inspiradora para que las niñas puedan ir al colegio en bici. Una campaña que educándolas a ellas, a sus creencias, y a las de sus familias y vecinos, vaya transformando Uganda.. y aquellas otras partes del mundo donde conviva el mismo problema.

CAMPOS DE REFUGIADOS EN EL NORTE DE UGANDA

Más información próximamente